Los pantanos mórbidos de Europa: los secretos de los 'cuerpos de pantano' revelados

El 'Hombre de Gallagh' irlandés (izquierda) y el 'Hombre de Porsmose' danés son dos cuerpos de pantano famosos que experimentaron finales espantosos. Imagen: Bullenwächter/Mark J Healey adaptada de Wikimedia (Todas las partes CC BY-SA)

Un equipo internacional de arqueólogos descubrió que los llamados "cuerpos de pantano" eran parte de una tradición profundamente arraigada en Europa, que se extendió por milenios. Los investigadores analizado más de 1,000 restos humanos antiguos encontrados en los humedales de Europa, también conocidos como "cuerpos de pantano". Detalle interesante: cuando el arqueólogo pudo determinar la causa de la muerte, la mayoría de los individuos habían tenido un final violento. "Surge una nueva imagen fascinante".

El hombre de Tollund fotografiado en 1931 Imagen: Dominio público

Debido a que el pantano contiene muy poco oxígeno, los materiales orgánicos como la madera, el cuero, los textiles e incluso, en algunos casos, la carne humana no se pudren. Es por eso que los restos humanos pueden aparecer en condiciones extremadamente bien conservadas. Esto permite a los investigadores reconstruir detalles de hace milenios, como la dieta de las personas e incluso la causa de la muerte de algunos individuos. Algunos ejemplos son el Gallagh Man estrangulado de Irlanda y el Porsmose Man de Dinamarca (encontrado con una punta de flecha en la nariz). El Hombre Danés de Tollund es uno de los hallazgos más famosos, dada la excelente conservación de sus rasgos faciales.

imagen incompleta

Pero precisamente estos famosos hallazgos crearon problemas para los arqueólogos, explica la Doctor Roy van Beek, uno de los investigadores involucrados de la Universidad de Wageningen. “El estudio muestra que el fuerte énfasis de la investigación arqueológica pasada en un pequeño grupo de espectaculares momias de pantano ha distorsionado nuestra visión”.

Distribución de las diferentes formas de conservación de restos humanos en el norte de Europa. Imagen: Los autores – Antigüedad/Cambridge University Press (CC BY 4.0)

Para obtener una descripción más completa, Van Beek y su equipo dividieron los cuerpos de los pantanos analizados en tres categorías principales: "momias de los pantanos", los famosos cuerpos con piel preservada, tejidos blandos y cabello; "esqueletos de pantano" cuerpos completos, de los cuales solo se han conservado los huesos; y los restos parciales de momias de pantano o esqueletos. Los diferentes tipos de cuerpos son principalmente el resultado de diferentes condiciones de preservación: algunos pantanos son más adecuados para preservar el tejido humano, mientras que otros preservan mejor el hueso.

“Las tres categorías brindan información valiosa y, al combinarlas, surge una imagen completamente nueva”, señala Van Beek. Es por eso que el estudio concluye que los diferentes tipos de cuerpos de pantano son probablemente parte de una tradición europea milenaria y profundamente arraigada. El fenómeno comenzó en el sur de Escandinavia durante el Neolítico, alrededor del año 5000 aC, y se extendió gradualmente por el norte de Europa. Los descubrimientos más recientes de Irlanda, el Reino Unido y Alemania sugieren que la tradición todavía estaba en uso hasta bien entrada la Edad Media y los primeros tiempos modernos.

Punto de acceso en el pantano

El equipo también descubrió que hay 'puntos críticos de cuerpos pantanosos' específicos. Se trata de humedales donde se han encontrado múltiples restos humanos. Estos pueden provenir de un solo evento, como un entierro masivo de batalla, mientras que otros pantanos se usaron con frecuencia durante un período de tiempo más largo. Las marcas de violencia sugieren que los individuos formaban parte de un sacrificio ritual, criminales ejecutados o víctimas de violencia.

“Esto demuestra que no debemos buscar una sola explicación para todos los hallazgos”, argumenta Van Beek. "Las muertes accidentales y los suicidios también pueden haber sido más comunes en períodos anteriores".

En definitiva, la nueva y fascinante imagen que surge es la de un fenómeno antiguo, diverso y complejo.

Dr. Roy van Beek

En el caso de las ofrendas rituales, junto a los restos se encontraron una amplia gama de otros objetos como huesos de animales, armas de bronce u ornamentos. Esos 'turberas de puntos críticos' se consideran lugares de culto, con un lugar central en el sistema de creencias de las comunidades locales.

“En general, la nueva imagen fascinante que surge es la de un fenómeno antiguo, diverso y complejo, que cuenta múltiples historias sobre temas humanos importantes como la violencia, la religión y las pérdidas trágicas”, concluye Van Beek.

Este artículo se publicó originalmente en inglés. Los textos en otros idiomas se traducen por IA. Para cambiar el idioma: vaya al menú principal de arriba.

Donar