Nuevo museo cuenta historias de refugiados a pesar de la difícil historia de Dinamarca

Imagen: Museo FLUGT
Imagen: Museo FLUGT

Situado a solo 95 km de la frontera alemana, el Museo de Refugiados FLUGT de Dinamarca, que se abrirá al público en julio, seguramente atraerá multitudes. El museo pretende representar no solo la historia de los refugiados alemanes en la Segunda Guerra Mundial, sino que también contará historias sobre los refugiados modernos. La reina danesa Margarita II inauguró el museo junto con el vicecanciller alemán Robert Habeck, dando al sitio una apertura notablemente diplomática.

El museo tiene su sede en Oksbøl, el sitio de uno de los campos de refugiados más grandes para alemanes en Dinamarca. El campo de refugiados de Oksbøl fue un hogar temporal para más de 30,000 de las personas evacuadas de Alemania en 1945 cuando llegó el Ejército Rojo. La comunidad que vivía allí actuaba como una ciudad, con tiendas, policía e incluso un teatro, todo detrás de alambre de púas y estrictos controles. separación de la población danesa local. En 1949, se envió a los últimos refugiados y se cerró el campo. El área se utilizó como campamento militar durante algunas décadas, pero dejó de usarse en la década de 1980.

Campo de refugiados de Oksbøl en 1945. Imagen: Leif Guldman a través de Wikimedia (dominio público)

Ahora, bajo el mando de Claus Kjeld Jensen de la Vardemuseerne, el sitio está abierto de nuevo. La firma de arquitectos Bjarke Ingels Group (BIG) ha construido el museo moderno renovando el edificio del hospital anterior del campamento. La estructura no podría ser más diferente a su predecesora: grandes paneles de vidrio, elegantes vigas de madera y curvas cuidadosamente diseñadas le dicen al visitante que este es un museo decididamente con visión de futuro.

“FLUGT no se trata de ti o de mí. Se trata de la próxima generación. Los niños son los que toman las decisiones y los cuidadores del futuro. Espero que FLUGT les ayude a tomar las decisiones correctas”, dice Erik Bär, fundador de la empresa de diseño holandesa Tinker Imagineers, que diseñó el proyecto.

historia dificil

Si bien el museo puede contar historias vitales sobre la difícil situación de los refugiados, la fanfarria a su alrededor podría volverse amarga. En 2005, Der Spiegel publicó un artículo que revela una parte oscura de la historia danesa: muchos refugiados alemanes, especialmente niños, perecieron en Dinamarca debido a la falta de atención. Por qué los médicos daneses se negaron a brindar tratamiento sigue siendo un tema difícil para Dinamarca hoy en día, pero probablemente surgió de las actitudes negativas hacia los alemanes después de la ocupación. Es un tema valioso pero polémico, y el museo tiene mucho que explorar.

Video (en danés, con subtítulos en alemán y danés)):

Este artículo se publicó originalmente en inglés. Los textos en otros idiomas se traducen por IA. Para cambiar el idioma: vaya al menú principal de arriba.

X